"Se acercó y me dio la mano. De todas aquellas manos, la suya era la única que transmitía la vida"

 Mario Benedetti, La Tregua  (via 0h-bones)

(Fuente: elamorentiemposmodernos, vía la-lucidez-es-estupidez)